TORTA / PASTEL DE CUMPLEAÑOS (PARTY CAKE)

Éste es un clásico de clásicos. Así se hacen las tortas/pasteles en mi casa y -modestia aparte- la gente alucina con ell@s. El nombre en inglés se debe a que la receta es tomada de un libro gringo viejísimo de mi abuela, de la época en que vivían en Denver.

Cuando la monté por primera vez en el blog no tenía todos los datos, pero finalmente di con la fuente y aquí les pongo algunas fotos del libro-reliquia de Yoya.  El libro está en muy buen estado, pero justo la página de la súper codiciada “party cake” ya está bastante maltratada…  Si logran leer la receta original, van a notar que mi transcripción es prácticamente literal, aunque hay diferencia en la temperatura y el tiempo de cocción.  Más abajo les explico la razón.  De resto, se puede decir que ésta es una receta perfecta.  Más de 50 años después de que mi abuela compró el libro, todas las mujeres de mi familia seguimos usándola sin cambiar nada.


INGREDIENTES

3 tazas de harina cernida
4½ cucharaditas de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal
3/4 taza de mantequilla
1½ taza de azúcar
1½ cucharadita de esencia de vainilla
3 huevos separados
1 taza + 2 cucharadas de leche

  • Precalentar el horno a 350° F / 175º C.

  • Medir y cernir la harina, sal y polvo de hornear juntos.
  • En otro recipiente, batir la mantequilla (con batidora eléctrica) hasta que esté suave y cremosa. Agregar el azúcar gradualmente mientras se continúa batiendo. Incluir la vainilla.
  • Batir aparte las amarillas de los huevos hasta que tomen un color amarillo pálido, y agregar.
  • Luego añadir los ingredientes secos, alternando con la leche (y continuar batiendo, por supuesto).
  • En otro recipiente, batir las claras a punto de nieve (asegúrense de que las aspas de la batidora estén perfectamente limpias) y agregar al resto de la masa con movimientos envolventes, usando una espátula (no batir, porque no queda esponjosa la torta).
  • Verter la mezcla en un molde previamente engrasado y enharinado (de 23 cm / 9″ de diámetro) y hornear a 350° F / 175º C por 45-60 minutos, hasta que al insertar un palillo en el centro, salga seco.
    • En la receta original se engrasan dos moldes y se divide la masa; por eso, la temperatura de cocción es de 375º F / 190º C y el tiempo es más corto -sólo 30 minutos.  Como yo uso sólo un molde, prefiero bajar un poco la temperatura para que la torta no se arrebate por arriba.  Y, desde luego, por ser más gruesa, requiere más tiempo en el horno.  En el mío, que es de convección (i.e. con ventilador), suele tardarse 50-55 minutos.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.  Y dejar enfriar POR COMPLETO si la van a cortar para rellenar.
  • En esta foto pueden ver que la torta se fracturó un poco por arriba.  Eso puede pasar por dos razones: porque tiene demasiado polvo de hornear; o porque el horno está a una temperatura demasiado alta, con lo cual, la masa crece muy rápido sin dar tiempo a que se haya formado una costra tostada por encima, capaz de soportar la tensión superficial de esa crecida.  Esta vez no fue tan grave, y se pudo disimular bastante bien con el nevado.
  • Para cortar la torta longitudinalmente, hay dos técnicas: con pulso y un buen cuchillo mata-suegra, o con un hilo.
    • Si lo hacen con cuchillo, sólo hay que asegurarse de que el corte sea horizontal y parejo.  A la hora de levantar la “tapa”, ayúdense con el mismo cuchillo y con una espátula, de modo que haya dos puntos de soporte y la torta no se fracture.
    • A mí el método del hilo no me convence, pero muchos dicen que es una maravilla: basta con abrazar la torta con un hilo (como arriba, asegurándose de que esté a la misma altura en todo el diámetro) e ir cerrando el nudo hasta que quede dividida en dos.
  • Para el relleno, se puede usar crema pastelera, mermelada, alguna fruta en almíbar, crema inglesa, fudge de chocolate o dulce de leche (mi relleno favorito), con o sin nueces.  Mi único consejo es que no pongan litros de relleno y que sean austeros hacia los bordes para que, al ponerle la tapa, no chorree o baile la parte de arriba de la torta.

Nota sobre el polvo de hornear

  • La regla es que por cada taza de harina, se use cucharadita y media de polvo de hornear, PERO hay que tomar en cuenta que si uno vive cerca del nivel del mar, no hace falta poner tanto leudante. Aquí en Dublín, por ejemplo, me basta con usar tres cucharaditas y la torta crece perfectamente (de hecho, si uso más polvo de hornear, no soporto el sabor metálico que le queda a la torta).
  • Si usan harina leudante, pues obviamente no hace falta agregar polvo de hornear.

* * * * * * * * * *

PARA EL NEVADO / BETÚN DE CHOCOLATE

160 g de chocolate de taza, cortado en trocitos pequeños
Un chorrito de leche
1 lata de leche condensada
Un cuadrito de mantequilla

  • En una olla pequeña, derretir el chocolate con un chorrito de leche a fuego medio, asegurándose de no quemar el chocolate. La leche ayuda a que no se pegue en la olla.
  • Una vez que esté derretido el chocolate, agregar la lata de leche condensada y revolver hasta mezclar por completo. Seguir cociendo a fuego medio hasta que la mezcla espese y se comience a despegar de las paredes de la olla. La textura del nevado depende de la cantidad de tiempo que pase en el fuego: si se deja poco tiempo, queda más aguado y suele desparramarse a la hora de nevar la torta. Por el contrario, si se deja demasiado tiempo y queda espeso, se hace más difícil nevar la torta, pero queda más firme y no se desborda.
  • Retirar del fuego y añadir el cuadrito de mantequilla (esto hace que el nevado quede brillante).
  • Dejar enfriar un poco (no demasiado, para que sea más fácil esparcir sobre la torta). La torta NO puede estar recién sacada del horno a la hora de nevarse, porque al pasar el cuchillo se desmorona, o se derrite el “betún” y se desparrama.
Nevado en flor de mi tía Valen
(no pude llegar a la torta antes de que la cortaran) 

Nota sobre el chocolate

  • El secreto de un buen nevado es usar un buen chocolate. A mí me gusta usar de 60% cacao, pero se puede usar algún chocolate más oscuro, si les gusta el sabor amargo.
  • A los lectores venezolanos, les recomiendo usar El Rey. Usualmente le pongo dos tabletas (de 80 g c/u) de Bucare (58.5%) o Mijao (61%), pero la última vez usé Gran Samán (70%) y gustó mucho.
  • Abajo pueden ver una versión diferente (alegórica a los tiempos que corren jeje): el nevado es hecho con chocolate blanco, con el mismo procedimiento de arriba, pero revolviendo más y con el fuego un poquito más bajo porque se quema más fácilmente que el chocolate oscuro.
    • Para hacer los pentágonos, derretí chocolate oscuro (una tableta de 80 g de 61% y media de 70%) a baño de María, extendí el chocolate derretido en una bandejita (con papel encerado), tratando de que no quedara demasiado delgado (porque si no, al cortarlo se fractura), calculo que de unos 4 mm.  Después de refrigerar por un par de horas, hice una plantilla en cartón con la medida del pentágono y marqué el chocolate usando la punta de un palillo; luego, con un cuchillo afilado, corté los pentágonos (de 8, sólo se me fracturaron dos, pero no fue tan grave).  Hay que asegurarse de que el chocolate esté completamente endurecido, y tratar de no manosearlo mucho para que quede brillante y no se le marquen las huellas digitales.  Todo esto lo hice el día antes de preparar la torta y mantuve los pentágonos refrigerados.  Una vez enfriada la torta, se le pone el nevado blanco y se deja enfriar por completo, para que luego los pentágonos no se derritan.
    • Con los trozos de chocolate oscuro que sobraron, hice las líneas: volví a derretirlo (esta vez en el microondas), metí el líquido en una manga con un pico muy fino e hice las “divisiones”.  Si no tienen manga, se puede usar una jeringa (sin aguja, claro está).  El contraste entre el dulce del nevado blanco y los pentágonos de chocolate negro quedó estupendo.
Update 03/2017: La decoración de esta torta fue pre-Le Cordon Bleu. Si mi chef de pastelería hubiera visto este adefesio, me pega en la cabeza con un rodillo…
Enter a caption

3 comentarios sobre “TORTA / PASTEL DE CUMPLEAÑOS (PARTY CAKE)

  1. Voy a intentar hacer esta torta, se ve buenisima, deseame suerte! El “agasajado” quiere la torta con chispas de chocolate o tipo marmoleada; tu crees que se pueda hacer con esta torta??
    La verdad tengo un poco de miedo de probar y q salga mal el invento jajaja La torta la voy hacer el mismo dia del cumpleanyos asi que si sale mal no habra mas tiempo para intentar otra.

    Saludos!!

    Giomar

    Me gusta

  2. Hola Giomar, yo creo que sí se puede hacer marmoleada sin problema. Después de mezclar todo con la harina y la leche (justo antes de incorporar la clara de huevo), puedes separar tipo 1/3 de la masa y echarle cacao en polvo (no sé, 2-3 cucharadas o más, dependiendo de cuán oscura la quieras). Si notas que el cacao pone demasiado dura la masa en comparación con la otra, puedes añadir un pelín más de leche. Luego bates la clara y también separas 1/3 para la masa con choco. Incorporas como dice en la receta, y a la hora de echar en el molde, pones una capa blanca, una de choco y otra blanca. Luego con un cuchillo haces figuras en forma de 8, para marmolear.

    O más fácil todavía: compras un par de bolsitas de chispas de choco y la echas antes de la clara de huevo.

    Espero que te quede rica. Luego me cuentas qué tal. Cualquier cosa pega un grito jeje. Un beso,
    C.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s