FLAN DE COCO MACUTEÑO

Este postre es un clásico de mi suegra, y ella dice que la receta es “de Macuto”.  Siempre gusta, aún a los que no son muy amantes del coco.  Recuerdo que una vez causó euforia colectiva en una fiesta del departamento de lingüística donde estudiaba.  Aquí la paso, con una aclaratoria sobre el coco y algunas recomendaciones para hacer un buen merengue.

Sobre el nombre: sé que no es un flan en el sentido estricto del término, pero no me viene nada mejor a la cabeza (y así es como le dicen en la familia).  ¡Que lo disfruten!

INGREDIENTES

Para 8 personas
1 lata de leche condensada
1 lata crema de coco (470 g)*
6 huevos, separados
12 cucharadas de azúcar extrafina
  • Precalentar el horno a 350º F / 175º C.  Engrasar un molde de aproximadamente 9×9″ / 23×23 cm.
  • Para separar más fácilmente los huevos, recomiendan que estén fríos de nevera, pero para que las claras levanten bien y hagan un buen merengue, es preferible que estén a temperatura ambiente.  Poner las claras en un recipiente preferiblemente de metal, que esté limpio, sin trazas de grasa. Poner las amarillas en el vaso de la licuadora.
  • Licuar bien la lata de leche condensada, el coco y las yemas.

*Nota sobre el coco:

    • No se puede usar agua o leche de coco, tipo la que se usa para hacer curry tailandés.  Se necesita una crema de coco azucarada.  En Venezuela venden una lata azul marca Nina, que se utiliza para piña colada.  Tiene la textura de coco rallado en almíbar.  Si no consiguen este tipo de crema, supongo que se puede improvisar, mezclando un poco de agua de coco con coco rallado y un par de cucharadas de azúcar morena.  Si la mezcla queda muy aguada, no pasa nada, sólo que se prolonga el tiempo de cocción.  Creo que lo importante es conservar tanto el sabor del coco como la cantidad (450-500 g).
  • Verter la mezcla en el molde y hornear por unos 40-45 minutos, hasta que el flan esté dorado y asentado en el centro.  Sacar del horno.
  • En estos días estaba leyendo algunos tips para mejorar mis merengues (en esta página).  Aquí les pongo algunos:
    • Batir las claras de huevo hasta punto de suspiro con una batidora eléctrica a alta velocidad, y luego agregar el azúcar poco a poco mientras se sigue batiendo.  El recipiente tiene que estar perfectamente limpio, sin nada de grasa (por eso recomiendan usar uno de metal o vidrio, porque el plástico siempre conserva algo de grasa).
    • El azúcar debe ser extrafina (caster), para que se disuelva bien.  Si el merengue queda granuloso, se desinfla y “llora” más rápido.  Para comprobar que se haya disuelto bien, basta con agarrar un poco de merengue entre los dedos y frotar.  Si se sienten los granos de azúcar, seguir batiendo un poco más.
    • Yo solía cortar la cantidad de azúcar en el merengue porque me parecía excesiva, pero siempre se me “espichaba”.  Resulta que no es buena idea ponerle menos de dos cucharadas por clara de huevo que se utilice.  El azúcar es lo que mantiene firme el merengue.
    • Cuando estén bien firmes, echar sobre el flan aún caliente, sellando bien los bordes con una espátula.  De este modo, el calor del flan ayuda a que el merengue se comience a cocinar desde abajo también, y no se despegue.
    • Meter en el horno hasta que se doren los picos.  Es preferible bajarle la temperatura al horno y hornear por más tiempo, para que el merengue se mantenga firme por más tiempo (tipo a 150º C / 300º F).
    • Recomiendan no hacer merengues en días húmedos y lluviosos, porque la humedad hace que llore y se separe del flan.  Se podrán imaginar entonces que en Irlanda o en el trópico no podríamos hacer merengues jamás…

Un comentario sobre “FLAN DE COCO MACUTEÑO

  1. Como los pobres celiacos pasan mas trabajo que un ratón en un saco de clavos, siempre ando viendo recetas ajenas y, si son adecuadas, con lo cual quiero decir que no tienen gluten, pido permiso para copiar y publicar. Pero, en este caso,lo que quiero hacer es una sugerencia. Desde hace algunos años, no muchos, en Venezuela se produce una crema de coco, marca VIOCAR, que no tiene dulce, lo cual permite hacer un JuanSabroso y, con la misma leche, un mojito de pescado maracucho. Su unico problema es que el frasco es de vidrio. Pero es muy buena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s