PUDÍN DE MORAS

Ya que estamos con la fiebre de moras a millón (si no me creen, vean las recetas del helado, las tartaletas con ricotta, la mermelada y el slump), aquí les va otra para la colección verano-otoño 2010.   La receta está basada en una de Cook’s Library – Baking (Parragon Publishing, 2004), y es básicamente el mismo concepto del pudín de manzanas et al. que monté hace un tiempo: la fruta endulzada abajo, que se cocina prácticamente al vapor, y la torta (o ponqué) arriba, absorbiendo los jugos de la fruta.  El resultado es delicioso: no es un postre terriblemente dulce ni pesado.  Al contrario, la fruta conserva su toque ácido y la torta húmeda, de tope crujiente, es la combinación de textura y sabor perfecta.  Además, es tan rápida de hacer que no se lo van a creer.

INGREDIENTES
Para 4-6 personas
1 cucharada de mantequilla, para engrasar
500 g de moras (frescas o congeladas)
1/3 taza (75 g) de azúcar extrafina (caster), más un poquito extra para espolvorear
1 huevo, ligeramente batido
1/3 taza (75 g) de azúcar morena
6 cucharadas (1/3 taza, 80 g) de mantequilla derretida
1/2 taza (125 ml) de leche
1 taza (110 g) de harina leudante
  • Engrasar un molde profundo para hornear (de 1 litro de capacidad).
  • Precalentar el horno a 180º C / 350º F.
  • En un recipiente mediano, poner las moras junto con el azúcar extrafina.  Revolver bien, de manera que las moras queden bien cubiertas de azúcar.
    • Si van a usar moras congeladas, asegúrense de descongelarlas primero y de escurrirlas un poco, para que el pudín no quede demasiado aguado.
  • Luego pasarlas al molde engrasado, distribuyéndolas por todo el fondo.
  • En otro recipiente mediano, batir el huevo y azúcar morena hasta que estén espumosos (no tiene que ser con batidora eléctrica; un batidor de alambre manual sirve perfectamente).  Agregar la mantequilla derretida y la leche y mezclar bien.
  • Echar la harina cernida y mezclar con movimientos suaves, sin sobrebatir.
    • Cernir la harina no es una necedad de receta de abuela, ni una leyenda urbana.  Al cernirse, la harina se airea y esto ayuda a que las tortas levanten y queden más esponjosas.
  • Esparcir la masa sobre frutas, de manera que las cubra por completo.
  • Hornear por 25-30 minutos, hasta que la torta esté firme y dorada.
  • Al sacar del horno, espolvorear con un poco de azúcar.
  • Servir tibio con crema batida o con una cucharada de helado de mantecado / vainilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s