Brownies de PP

No estoy diciendo que esta sea la mejor receta de brownies del mundo mundial, pero sí digo que es la favorita de mi familia. No tengo idea de dónde la sacó mi mamá. Solo sé que estaba en su cajita de recetas y que mi hermano, gran maestro de la fritanga y del chocolate, la perfeccionó y la sublimó durante su adolescencia. Aquí la copio con mis twists personales. Solo les digo que NO VALE LA PENA COMPRAR BROWNIES DE CAJA cuando hay recetas tan fáciles que se hacen en menos de media hora.

Mi única recomendación, aunque más bien debería decir mantra, es que usen buenos ingredientes. Esa es la diferencia entre una buena receta y una receta memorable. En este caso, buena mantequilla y buen chocolate. Hagan la prueba y ya ustedes me dirán qué les parece…

INGREDIENTES

(Para una bandeja de 23x30x2 cm)

120 g chocolate semi-dulce (no menos de 60% ->  yo uso 70% Callebaut)
200 g  mantequilla (yo uso mantequilla irlandesa o neozelandesa, sin sal)
4 huevos
300 g azúcar
1 cdta vainilla (al gusto)
120 g  harina todo uso
1/4 cdta sal
1 taza nueces, cortadas pero no muy finas [opcional]

  • Precalentar el horno a 160°C / 325°F. Engrasar un molde o bandeja con borde (23x30x2 cm) y alinearlo con papel para hornear.
  • Derretir choco y mantequilla juntos. Puede ser en baño maría o en microondas (pero en toques de 30 segundos, para que no se vaya a quemar el chocolate). Mezclar bien.
  • Aparte, en un recipiente amplio, batir huevos hasta que tomen un color pálido (mientras más batidos, más capita sale en el brownie). Luego agregar el azúcar gradualmente, y batir hasta que la mezcla esté esponjosa. No hace falta usar batidora eléctrica. Con batidor manual basta y sobra.
  • Agregar choco derretido y vainilla a la mezcla.
    • Sobre la vainilla. Aunque las recetas siempre ponen una cantidad determinada de vainilla, les sugiero usar la nariz siempre. Cada vainilla (esencia, extracto, natural) es diferente. Usen la nariz y su gusto personal para determinar cuánto es suficiente. Si el olor es muy leve, así mismo les va a saber en el producto final. Si el olor es sobrecogedor… pues ya saben que se les pasó la mano. Sé que esto suena muy esotérico, pero no hay manera de que una receta determine la cantidad correcta.
  • Cernir y agregar la harina y la sal. Mezclar con movimientos envolventes usando una paleta, hasta que no queden trazas visibles de harina. Añadir las nueces, si deciden usar.
  • Verter en el molde previamente preparado. Si tienen a mano, espolvorear un toque de sal en hojuelas o gruesa por encima. Este contraste es mundial.
  • Hornear por 17-18 minutos*. Dejar enfriar un poco antes de desmoldar y cortar.
    • *El tiempo es súper preciso, pero no les puedo decir exactamente cuál es el punto correcto en sus hornos. Recuerden que, básicamente, el brownie es una torta ligeramente cruda. Si lo sacan antes de tiempo, no da chance a que cuaje y, al cortar, no va a tener consistencia suficiente. Si se les pasa el tiempo, pues pierde esa humedad típica y les queda como una torta de chocolate densa. En mi horno (Electrolux), en Kuala Lumpur, a nivel del mar, 18 minutos es el tiempo ideal. Cuando vivía en Bangkok, eran 23 minutos. Una vez los preparé en Bogotá, a +2600 m de altura, y demoró siglos en hacerse (unos 30-35 minutos). Experimenten un poco. En el peor de los casos, si les sale demasiado crudo, lo pueden meter nuevamente en el horno por unos minutos extras. Si se les pasa, siempre pueden decir que estaban tratando de hacer torta, no brownies 😉

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s