LENTEJAS BALTI CON CEBOLLÍN Y TOMATE

En estos días Hugo estaba antojado de comer lentejas y yo de preparar rotis otra vez, así que agarré uno de mis libros de comida india (Best Ever Indian Cookbook, de Mridula Baljekar, Rafi Fernandez, Shehzad Husain y Manisha Kanani) y me puse a hojearlo.  Di con esta receta, que se hace originalmente con toor dhal, unas lentejas amarillas partidas.  Justo había gastado el paquete que tenía preparando hamburguesas vegetarianas, así que las sustituí (como pueden ver en la foto) por lentejas marrones.  Una de las ventajas de las lentejas sobre el resto de los granos es que no hace falta dejarlas remojando toda la noche, o prepararlas en olla de presión.  En menos de media hora pueden estar listas y, como buen grano, son baratas, llenan un montón y es casi imposible que queden mal hechas.  Aquí les paso entonces este plato, gustosísimo y que no necesita demasiados ingredientes exóticos.  Se puede comer como acompañante, o como un plato vegetariano fuerte.

INGREDIENTES
Para 4 personas
1 taza (230 g, aprox.) de lentejas
2 cucharadas de aceite (mejor si es de mostaza)
1/4 cucharadita de semillas de cebolla
1 paquete mediano de cebollín / cebolleta (4-5 palitos), cortado en rueditas
1 cucharadita de ajo machacado
1/4 cucharadita de cúrcuma en polvo
1 1/2 cucharadita de jengibre fresco, rallado
1 cucharadita de chile / ají en polvo
2 cucharadas de hojas de alholva / fenogreco (fenugreek), fresc@s o sec@s
1 cucharadita de sal
2/3 taza (150 ml) de agua
6-8 tomates cherry (si no consiguen, 2 tomates medianos cortados en trozos grandes)
2 cucharadas de cilantro fresco, picadito
1/2 pimentón / morrón verde (o rojo, por qué no), sin semillas, cortado en tiritas
1 cucharada  de jugo de limón
Cebollín y cilantro picados, para decorar
  • Cocer las lentejas en una olla con agua y un poco de sal hasta que estén blandas.  Si usan lentejas amarillas, de las pequeñitas, lo más probable es que se deshagan rapidísimo, así que no perderlas de vista.  Si consiguen toor dhal, se pueden tardar hasta 45 minutos en ablandar.  Las lentejas marrones no se tardaron más de media hora.  Escurrir bien y reservar.
  • Calentar el aceite en un karahi, caldero, wok, o sartén grande, poner las semillas de cebolla y dejar por algunos segundos.
    • Sobre las semillas: cada vez que cocinen con semillas, es recomendable tostarlas o sofreírlas (dependiendo del plato), antes de mezclarlas con los demás ingredientes.  El calor hace que boten sus aceites esenciales, dándole un sabor más intenso a la comida.
  • Añadir las lentejas y sofreír con las semillas por unos 3 minutos.
  • Agregar el cebollín, junto con el ajo, cúrcuma, jengibre, ají en polvo, hojas de fenogreco y sal, y continuar sofriendo por 5-7 minutos.
    • Sobre la alholva o fenogreco (fenugreek, en inglés): lo que se consigue usualmente son las semillas, no las hojas.  Según el libro donde tomé la receta, las hojas son amargas y no se suelen comer solas, pero quedan  muy bien con los granos.  Se pueden conseguir, si deciden incluirlas, en mercados asiáticos.
  • Echar un poco de agua, lo suficiente como para hidratar la mezcla y que se suelten un poco los granos.
  • Echar los tomates enteros (si son cherry, o cortados si son normales), el cilantro, pimentón y jugo de limón.  Mezclar bien y servir, decorando por encima con el cilantro y cebollín extras.

Un comentario sobre “LENTEJAS BALTI CON CEBOLLÍN Y TOMATE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s